Sirvo a mi País

Actualidad


La información de interés para los servidores públicos y contratistas sobre finanzas, gestión pública, bienestar y otras temáticas para estar actualizado.

Conozca los beneficios de las pausas activas
Fotografía de una mujer haciendo ejercicio en una casa

Las pausas activas consisten en parar una actividad diaria en el hogar, trabajo o estudio que se lleve realizando por varias horas seguidas, con el fin de dar un descanso a las partes del cuerpo utilizadas en la actividad ya sea visión, mente, manos, piernas, entre otros, según la naturaleza del trabajo y poder activar aquellas partes que han estado quietas como la espalda, brazos, cuello, entre otros, dependiendo de la actividad realizada.

Los beneficios de las pausas activas son prevenir dificultad de salud física y psicológica a corto, mediano y largo plazo. También disminuyen el estrés, la tensión muscular, el cansancio físico y mental, la ansiedad, mejora la postura, favorece la circulación y aumenta la eficacia en el trabajo afirma Ana Milena Ordoñez, líder de pausas activas por el Grupo de Gestión Humana de Función Pública.

La práctica o implementación de las pausas activas es importante porque permite que la persona tenga mayor disponibilidad física y mental para realizar la actividad. Además, va a permitir que las habilidades y destrezas físicas y mentales se fortalezcan en lugar de deteriorarse, va a permitir que la persona realice durante más tiempo cierta actividad disminuyendo el agotamiento. Y lo más importante, cuidan la salud integral de la persona.

Según Lorena Aunta, Psicóloga de la Universidad Javeriana y con posgrado en Psicología Clínica en la Universidad El Bosque, se deben realizar de cada hora y media a cuatro horas, sin embargo, esto depende del tipo de actividad que se está realizando. Su duración también varía según la naturaleza de la actividad, hay pausas activas que pueden realizarse cinco minutos (pausas activas para los ojos cuando se trabaja con pantallas, ya sea computador o celular) o durar hasta media hora si el trabajo lo requiere. El no realizar estas pausas activas trae múltiples enfermedades como consecuencia, ya sean físicas (enfermedades de los músculos, articulaciones, visión, audición) como mentales (síndrome del Burnout, depresión, ansiedad).

Por último, a la hora de realizar sus pausas activas tenga en cuenta estas recomendaciones:

  • En primer lugar, se deben elegir los ejercicios para relajar la zona más afectada, en este caso donde más se siente la acumulación del cansancio, es fundamental concentrarse en sentir el trabajo de los músculos y la articulación a la cual se le va a realizar estiramiento.
  • Para que un ejercicio sea realmente beneficioso se debe hacer suavemente y acompañado de la respiración adecuada (profunda, lenta y rítmica), realizar ejercicios de movilización en la articulación antes de estirar, durante el estiramiento, es importante no sentir ningún tipo de dolor, si esto llegara a suceder se debe a que no se está realizando de manera adecuada.